Muchas personas desconocen que más allá de ser un accesorio de moda, las gafas de sol graduadas son imprescindibles para cuidar la salud de nuestros ojos y nuestra visión. 

Seguramente muchos de vosotros, alguna vez cuando habéis salido a la calle, habéis guiñado los ojos, os habéis puesto la mano a modo visera, habéis tenido dolor de ojos y picores… ¿No es cierto?

Pues, al igual que corregimos los defectos visuales con gafas graduadas, las gafas de sol también se pueden, y se deben graduar. Hoy, desde Opticontrol, te lo contamos todo sobre las gafas de sol graduadas.

¿Por qué es tan importante llevar gafas de sol graduadas?

  • Protegen nuestros ojos de la radiación UV: una exposición continuada a la luz solar sin protección puede provocar daños en nuestros ojos, favoreciendo la aparición de enfermedades a largo plazo, como la degeneración macular o la aparición de cataratas. No olvidemos que también son una barrera de protección para la piel, evitando que nuestros párpados se irriten.
  • Nos permiten ver con nitidez durante el día: las gafas de sol se pueden graduar con la corrección que necesitemos, tanto con lentes progresivas ( para ver de lejos y de cerca con unas mismas gafas), como con lentes monofocales (para ver a una única distancia, lejos o cerca). Esto nos permite realizar nuestras actividades diarias con seguridad y confianza (leer, pasear o conducir).

¿Qué aspectos debes de tener en cuenta para elegir tus lentes solares graduadas?

  • No todas las monturas de sol son adecuadas para cualquier graduación. La curvatura, el tamaño o el material es muy importante para que tu visión y comodidad sean óptimas, confía siempre en el asesoramiento y la experiencia de tu óptico-optometrista.
  • Asegúrate de adquirir tus gafas de sol graduadas en tu óptica de confianza, ya que así tendrás la seguridad de que tus lentes tienen el filtro 100% UV homologado.
  • No por ser más oscuras, las lentes de sol protegen más. La oscuridad de la lente solo disminuye la cantidad de luz que llega al ojo, lo importante es que cuenten con el filtro UV correspondiente.
  • Aunque se puede elegir cualquier color de lentes, hay colores con los que según la ametropía que tengamos, pueden proporcionar una visión más clara y nítida: el color marrón es recomendado para personas con miopía y las lentes de color verde para personas que tienen hipermetropía.
  • La calidad de visión de las lentes solares graduadas es la misma que las gafas con lentes transparentes que llevamos habitualmente. El tintado nos permite evitar deslumbramientos y mantener una visión clara del exterior.
  • Si practicas actividades donde se producen muchos reflejos, como conducir, pescar o deportes de nieve, puedes utilizar gafas de sol con filtro polarizado que elimina esos molestos reflejos y deslumbramientos.

¿Te gustaría tener tu visión protegida de la luz solar? En Opticontrol tenemos una amplia gama de lentes de sol graduables, adaptadas a todas tus necesidades y para todas las ocasiones. ¡No esperes más y disfruta del verano como mereces!

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *